Thermo espuma con doble aluminio de 10mm

$633.48 m2

Venta por rollo de 20 m²

Se puede usar en: Techos de chapa. Techos de tejas. Cielorasos de placa de yeso o machimbre. Techos parabólicos. Galpones y domicilios. Dentro de paredes revestidas con placas de yeso para evitar la transmisión de humedad.

Supera ampliamente al polietileno negro. Pisos flotantes o suspendidos. Salas y estudios de grabación. Empaques termicos. Estructuras y gabinetes metálicos. Ductos de aire acondicionado.

Brinda una total aislación termo-hidrófuga continua a conductos de calefacción y aire acondicionado, como así también a circuitos de refrigeración. Esta espuma se destaca por su gran versatilidad y su fácil colocación, ya que su manipuleo no necesita ningún cuidado especial. Rollo de 20 m2

Posee pequeñas burbujas de aire contenidas entre dos láminas de polietileno que a su vez están confinadas entre folios de aluminio. Este sistema bloquea hasta el 95% de la radiación calórica, siendo ésta la responsable del 90% del calor total que fluye desde y hacia las construcciones.

La aislación térmica se logra por medio de la reflexión de la radiación del calor. El proceso no se degrada con el tiempo ya que los productos no se saturan y cumplen su función de forma permanente.

 

Consultar Stock

SKU: THERMO2 Categoría:

Descripción

VENTAJAS

A diferencia de otros aislantes, no se deteriora por la humedad o el paso del tiempo. No favorece el crecimiento de bacterias ni de hongos.

Con sólo este producto se reemplaza al poliestireno expandido o lana de vidrio y al tradicional papel asfáltico.
Es fácil de transportar e instalar y no requiere de equipos ni protectores especiales.
Es extremadamente resistente al impacto y tracción.
Es 100% impermeable y barrera de vapor. Por su masa evita la formación de condensación.
Disminuye los ruidos de lluvia, granizo, etc. sobre el techo.

Con Doble Aluminio
Esta membrana tiene incorporada en cada una de sus dos caras, una lámina de aluminio puro de alto valor reflectante, rechazando hasta un 95% de la radicación calórica, por lo que evita el pasaje del calor radiante producido por el techado.

A esta aislación por reflexión se le suma un aislante de masa, espuma de polietileno de celda cerrada.